COCCIGODINIA

El coxis mide de uno a cinco centímetros y es el resultado de la unión de 1, 2, 3 ó 4 vertebras coxígeas. Tiene forma curva, cóncava por dentro y se encuentra a continuación del sacro. Aunque pequeño por su tamaño, es muy importante en su función; los músculos elevadores del ano se insertan en él y su disfunción conllevará, a veces, a alteraciones a nivel uroginecológico, rectal, o incluso de la esfera sexual. También afectará en actividades de la vida diaria tan básicas como sentarse, por lo que condiciona el día a día de la persona con coccigodinia.

 

Un traumatismo directo como una caída o la extensión que sufre durante el parto para permitir la salida del bebé, producen en ocasiones subluxaciones o luxaciones que generan dolor e inestabilidad y que pueden cronificarse y producir dolor y tumefacción en toda la zona.

 

Una vez descartada la posibilidad de fractura, entre las posibilidades terapéuticas en el tratamiento de las coxigodinias se incluyen el masaje digital, la fisioterapia tradicional (electro-termoterapia) y técnicas de terapia manual u osteopática.